lunes, 29 de julio de 2013

Notas cortas: Los mamíferos también cenaban dinosaurios

Esta es otra entrada de la sección "quiero saber más". En esta ocasión, daré seguimiento a "Cocodrilos cenaban bebés de dinosaurio" (clic para ver entrada). En dicho tema vimos que existía evidencia fósil de que algunos bebés de dinosaurio eran comida para cocodrilo. 

Cuando pensamos en dinosaurios, a la mayoría nos viene a la mente la imagen de animales colosales y majestuosos que eran los amos indiscutibles del mundo hace millones de años. Estas bestias estaban muy por encima de las otras y sólo se comían entre ellos ¿cierto? Bueno, la realidad es que había toda una gama de dinosaurios, grandes y pequeños que -como cualquier otra criatura- eran susceptibles de ser comida para otros y estos otros incluían no sólo dinosaurios. Los poderosos cocodrilos, que aparecieron y vivieron durante el reinado de los dinosaurios comían a sus crías y existen evidencias directas de ello, no sólo conjeturas. Pero ¿qué otras criaturas cenaban dinosaurios?

Cocodrilo comiendo dinosaurios. Ilustración del artista Bill Flowers.

Entre los muchos candidatos encontramos a los mamíferos, criaturas que hoy en día son los vertebrados terrestres dominantes. Es común pensar y leer que durante el tiempo de los dinosaurios todos los mamíferos eran pequeñas musarañas que vivían asustadas, indefensas ante el poder de los lagartos terribles. Es común pensar que todos los mamíferos mesozoicos eran enanos pusilánimes que vivían en las sombras de la noche, pero lo cierto es que los mamíferos eran diversos y algunos eran bastante grandes como para suponer una amenaza a los amos del Mesozoico.

Los mamíferos apenas figuraban en escena según las concepciones tradicionales del Mesozoico. Ilustración por el artista Tuomas Koivurinne.

Tal es el caso del Repenomamus, del que se sabe comía dinosaurios. La evidencia parte de un esqueleto de un adulto de R. robustus en cuya cavidad torácica se encontraron restos de una cría de Psittacosaurus, un dinosaurio ceratopsiano primitivo. R. robustus era del tamaño de una zarigüeya norteamericana, entre 57 y 90 cm de longitud total. Este es el caso más conocido de mamíferos del Mesozoico que se comían dinosaurios, pero no el único.

Izquierda, restos de Repenomamus robustus con evidencia de ingesta de crías de Psittacosaurus. A) Fósil real, B) Zona aumentada con dientes de sitacosaurio, C) otros dientes de sitacosaurio, D) acercamiento de la zona en el cuadro, E) diagrama de los restos en esa área. Modificado de Hu et al. 2005. Derecha, R. robustus depredando crías de sitacosaurio por el artista Tuomas Koivurinne.

Este fenómeno ecológico cambia la idea de que los ecosistemas del Mesozoico eran planos cual caricatura de cadena alimenticia y nos acerca más a un ecosistema pretérito dinámico, tan complejo como los modernos.

FUENTE:
Hu, Y., Meng, J., Wang, Y., & Li, C. (2005). Large Mesozoic mammals fed on young dinosaurs. Nature, 433(7022), 149-152.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hola, ¡gracias por comentar!
*Los comentarios ofensivos, que intenten trollear o provocar serán borrados sin excepción alguna.
*Ya no podrán comentar los anónimos, te recomendamos dar de alta o usar una cuenta de Google, LiveJournal, WordPress, TypePad, AIM u OpenID. Gracias por tu comprensión.