lunes, 24 de abril de 2017

¿Avestruces norteamericanas?

Las avestruces son aves no voladoras gigantes que viven sólo en África hoy en día. Los análisis de ADN las sitúan como unas de las aves más primitivas, aunque son relativamente recientes, pues surgieron durante el Mioceno, hace unos 23 millones de años. La biogeografía de las avestruces nunca ha sido problemática, pero sí es curiosa. Sus parientes más cercanas son las reas o ñandúes, habitantes modernas de Sudamérica. Estas aves, tienen otras parientes generalmente no voladoras llamadas "Ratites" e incluyen a los casuarios y emúes, a los tinamúes (que son los únicos miembros voladores del grupo) y los kiwis, así como a los extintos moas y pájaros elefante de Madagascar.

Relaciones evolutivas de las aves ratitas según un estudio* del 2017. Siluetas de Phylopic.

La evidencia moderna apunta a que las ratitas tuvieron su origen en el Cretácico, en la masa de tierra conocida como "Gondwana", que actualmente está representada por Antártica, Sudamérica, África, Madagascar, India, Australia y Nueva Zelanda. Esto explica parcialmente la aparentemente extraña distribución de estas aves. Y su ausencia en América del Norte, salvo por la invasión tardía desde Sudamérica por parte de los tinamúes. Sin embargo...  ¿qué pasa si se consideran los fósiles? Antes de que las ratitas fueran no voladoras en su mayoría, existieron parientes cercanos en ¡América del Norte!

Calciavis grandei, un ave litornítida. Arte de Velizar Simeonovski.

Según un par de nuevos estudios, las avestruces tenían parientes cercanas voladoras y no sólo eso, sino que además, vivieron en lo que hoy es América del Norte. A este grupo de aves se les conoce como litornítidas (familia Lithornithidae), nombre que significa "aves en piedra", pues sólo se conocen a partir de restos fósiles. Estas aves aparecen en el registro fósil durante el Paleoceno temprano y desaparecen durante el Eoceno (aunque se estima que pudieron estar presentes desde el Cretácico). Así que de no haberse extinto, probablemente veríamos aún en algunos sitios animales similares a avestruces, aunque voladores y las ratitas no serían tan ajenas para la mayoría en el hemisferio norte. Pero aún más importante, esto sugiere que en realidad las ratitas basales no proceden de Gondwana, sino de Laurasia, específicamente ¡de América del Norte!

Pseudocryptorus de Wyoming. Fotografía de Sterling Nesbitt.

Así que ahora lo sabe estimado lector, habían parientes de avestruces en América del Norte.


Fuentes:

*Yonezawa, T., Segawa, T., Mori, H., Campos, P. F., Hongoh, Y., Endo, H., ... & Jin, H. (2017). Phylogenomics and morphology of extinct paleognaths reveal the origin and evolution of the ratites. Current Biology, 27(1), 68-77.

domingo, 23 de abril de 2017

Paleoficha: Eryops megacephalus

Nombre común: No tiene, su nombre castellanizado sería "eriops" o "eriops cabezón".

Nombre científicoEryops megacephalus (e-ri-o-ps   me-ga-se-fa-lus).

Significado del nombre: El género deriva de ερυειν (eryein), "proyectado" y ωψ (ops) "ojos"**. El epíteto específico deriva de μέγας (mégas), "grande" y κέφᾰλος (kéfalos), "cabeza". Por lo que el nombre completo significa "cabezón de ojos saltones".

Descrito por: el paleontólogo estadounidense Edward Drinker Cope, en 1877*.

Grupo taxonómico: Temnospóndilos (Temnospondyli) de la familia Eryopidae (eriópide, familia erigida gracias a Eryops).

Reconstrucción de Eryops junto a su larva (en la laja a la izquierda), previamente conocida como "Pelosaurus". Esqueleto en el Museo de Historia Natural del Smithsonian. Fotografía de (CC) Daderot.

Rango temporal: entre 290.1 y 272.5 millones de años, del Pérmico temprano, al inicio del Pérmico medio.

Encontrado en: Estados Unidos de América, en los estados de Texas, Nuevo México y Oklahoma.

Conocido a partir de: numerosos esqueletos y restos aislados, incluyendo toda la serie de desarrollo ontogenético, desde las larvas a los adultos.

Reconstrucción en vida de Eryops megacephalus y su respectiva escala de tamaño. Obra de Joaquín Eng Ponce, en especial para este post.

Curiosidades: Aunque Eryops megacephalus es referido como un anfibio, esto tiene poco sentido. Si bien es cierto que podemos decir que "anfibio" es todo vertebrado en la transición entre "peces" y "reptiles", esto no nos dice casi nada, pues los anfibios modernos (lisanfibios) no son un buen referente a estos anfibios primitivos. Nuestros anfibios modernos son muy derivados y si bien, descienden de temnospóndilos como el buen eriops, no son tan similares. El equivalente de esta generalización es decir que todo saurópodo es un ave. Eryops megacephalus era un animal que pasaba por un estado de larva (llamado a veces pelosaurus) y del que se conoce toda la secuencia ontogenética, desde las larvas pequeñas a las larvas a punto de hacer metamorfosis. En casi todos los medios, eriops es reconstruido como un gran sapo de piel lisa. Sin embargo, se conocen impresiones de piel de este animal y estos fósiles muestran una piel rugosa con "escamas". Esta es una de las pocas reconstrucciones (si no es que la única) de Eryops que toma en cuenta esta evidencia fósil. No está claro si los adultos de Eryops tenían un modo de vida acuático o terrestre. Algunos autores sugieren que los adultos pudieron ser acuáticos y haber retenido agallas externas (como las de los ajolotes), pues la piel rugosa con escamas y su talla limitaría el intercambio de gases y sus pulmones quizá no serían suficiente ayuda. En los ambientes fosilíferos de Texas y Nuevo México, Eryops está asociado a facies de lagos, llanuras de inundación y en menor medida, sistemas de ríos anastomosados. Esto sugiere que este animal se desplazaba entre estos ambientes por tierra, pues tenía fuertes patas para hacerlo. Los registros de los Eryops más grandes, sugieren tallas de hasta 2.5 m de largo, pero en esta ficha decidimos ir por las tallas convencionales de entre 1.5 y 2 metros de largo. Con estas tallas y sumando sus terribles dientes, se considera que Eryops megacephalus era un depredador de emboscada, con hábitos similares a los de los modernos cocodrilos.

*Descripción original: Cope, E. D. (1877). Descriptions of extinct Vertebrata from the Permian and Triassic Formamations of the United States. Proceedings of the American Philosophical Society, 17(100), 182-193.

PALEOFICHAS ANTERIORES:
Literatura adicional consultada:

  • Romer, A. S., & Witter, R. V. (1941). The skin of the rachitomous amphibian Eryops. American Journal of Science, 239(11), 822-824.
  • Randall, D. J. (1981). The evolution of air breathing in vertebrates. Cambridge University Press. 105p.
  • Schoch, R. R. (2014). Amphibian evolution: the life of early land vertebrates. John Wiley & Sons. 56-57pp.

** En Wikipedia se indica que la raíz "ops" significa "rostro" en griego, sin embargo, esto no es así. Ops es la raíz de "ojo".

lunes, 3 de abril de 2017

Mosasaurio polar

Los mosasaurios (superfamilia Mosasauroidea) fueron un grupo de reptiles marinos que apareció y desapareció durante el Cretácico, su tiempo de vida fue corto, de "apenas" unos 26 millones de años. Eran animales marinos que se popularizaron entre los no aficionados a la paleontología por la cinta Jurassic World. La inmensa mayoría de ellos eran formas carnívoras que ostentaban los peldaños más altos de sus redes tróficas.

Tylosaurus pembinesis por Dmitry Bogdanov, uno de los mosasaurios mejor conocidos y entre los más grandes.

Desde hace tiempo se sabe que los mosasaurios son parte de un grupo de reptiles llamado Squamata, que incluye entre otros, a los gekos, iguanas, serpientes y lagartijas. Y recientemente se supo que eran parientes muy cercanos de las serpientes, formando con ellas un grupo hermano (clic para ver). Dadas sus relaciones de parentesco, no es de extrañar que se pensara que eran animales de sangre fría y por ende, que estuvieran limitados sólo a aguas tropicales cálidas. Sin embargo, el año pasado se descubrió evidencia que sugería una termorregulación similar a la de un ave (clic para ver). Pero, si eran de sangre caliente ¿por qué no habían mosasaurios lejos de las zonas tropicales? La respuesta es: por falta de estudios.

Filogenia de los Squamata basado en Reeder et al (2015).

Este año se describió una nueva especie de mosasaurio procedente de la Antártida, Kaikaifilu hervei. El nombre procede del idioma mapudungún y hace referencia a Kai-Kai filú, que en la mitología mapuche es un colosal reptil marino que controla el océano. El nuevo mosasaurio es un tilosaurino (subfamilia Tylosaurinae), cuyo holotipo (SGO.PV.6509) es un cráneo parcial que procede de la Formación  López de Bertodano, en la Isla Marambio (o Seymour), en la península antártica. Según los análisis filogenéticos, el mosasurio nuevo es pariente cercano de los géneros Taniwhasaurus y Tylosaurus

Holotipo de Kaikaifilu hervei. Tomado de Otero et al. (2017). Barra de escala a 10 cm.

El hecho de encontrar un mosasaurio tan al sur, implica que estos animales no estaban confinados a las aguas tropicales y cálidas, sino que también habitaron en zonas hoy inaccesibles a los reptiles. Esto apunta tentativamente a mecanismos de termorregulación hoy ausentes en sus parientes cercanos y alza la pregunta ¿tenían los mosasaurios sangre caliente?

Fuente:
Otero, R. A., Soto-Acuña, S., Rubilar-Rogers, D., & Gutstein, C. S. (2017). Kaikaifilu hervei gen. et sp. nov., a new large mosasaur (Squamata, Mosasauridae) from the upper Maastrichtian of Antarctica. Cretaceous Research, 70, 209-225.