viernes, 28 de septiembre de 2018

¿Pliosaurios gigantes?

Si eres de la ya "vieja escuela" y viste documentales como Paseando con dinosaurios o "Monstruos marinos" (del que por cierto, hice un review aquí: https://youtu.be/zSBSQp1gUHE), seguro que estás familiarizado con las ENORMES dimensiones del pliosaurio conocido como Liopleurodon ferox.

Imagen clásica de un Liopleurodon asechando a un Ophthalmosaurus. Propiedad de la BBC.

A este bichín le achacaron unas dimensiones de ni más ni menos que ¡25 metros de largo! Para que se hagan una idea de la brutalidad que eso implica, les pongo esta bonita imagen de escala:

Liopleurodon escalado a 25 metros vs un mundano mortal de 1.75 m. Silueta modificada de Trefor Woronov.

Sin embargo, evidencia reciente sugiere que en realidad, el pobre pliosaurio de "paseando con" fue godzileado, pues medía un máximo de apenas 6.4 metros de longitud. Algo así:

La realidad, ni alcanza el tamaño de la cabeza... Silueta nueva y científicamente correcta modificada de Slate Weasel.

Esto fue un golpe devastador para los awesomebros, que querían quizá una peli de Liopleurodon vs Godzilla o algo así... Y desde entonces, se han puesto a buscar por todos lados DESESPERADAMENTE para poder encontrar las pelotas del dragón la evidencia que sustentara pliosaurios así de brutales. Para su desgracia, los fósiles sugieren que los pliosaurios más grandes medían a lo sumo 13 metros de largo. Algo así:

"Pliosaurus" funkei, el pliosaurio más grande reportado y que no está basado en aire. A este bicho se le conoce también como Predator X y como el pliosaurio gigante de Svalbard. Silueta modificada de DaCaTaraptor.

Pero dicen que la esperanza muere al último ¿no? Pues en 2003 resucitó con el reporte de un fósil mexicano... El Monstruo de Aramberri (ese nombre es por un poblado cercano a donde se encontró). En el artículo científico original los autores dicen "A cautious extrapolation would then indicate a 15 meter long juvenile animal" (una extrapolación cautelosa indicaría un juvenil de 15 metros). Pero hay problemas con esto. Lo primero es que usaron a un Liopleurodon para extrapolar el diámetro de sus vértebras con las del bicho de Aramberri. Algo que NO SE DEBE HACER. Ya que las proporciones corporales pueden variar mucho (dado que el monstruo de México no es un Liopleurodon). Además, el estatus de juvenil es dudoso y actualmente no se soporta.

La exageración de Aramberri. Silueta del mismo por Eduardo "karkemish00".

Actualmente el monstruo de Aramberri se estima en un promedio de 11.7 metros... Y por ende, no figura entre los pliosaurios más grandes.

El monstruo peleando comparado contra el depredador X, del cual hablaré en el siguiente párrafo...

Los pliosaurios realmente grandes son, por un lado "Pliosaurus" funkei, con una talla estimada de 13 metros. Pero aún con todo, esas dimensiones deben ser tomadas con cautela, pues los restos no son muy completos que digamos. Y justamente los autores de ese estudio lo indican diciendo "However, body proportions of an animal may vary through ontogeny, and/or due to differences in ecology and ancestry, which makes it difficult to use isolated or fragmented skeletal material to estimate size and compare body proportions" (Sin embargo, las proporciones corporales de un animal varían en el curso de su ontogenia y/o debido a diferencias en su ecología y ascendencia, lo que hace difícil usar material esquelético aislado o fragmentado para estimar tallas y comparar proporciones corporales). Y me gustaría que usted, querido lector, se grabara y tomara como lema esas palabras, porque no sólo son ciertas, sino que DEBERÍAN ser usadas por todos los que estiman tallas a partir de pedacitos. Otros reportes de pliosaurios gigantes, como el de Kronosaurus queenslandicus nos sugieren que 9 metros sería el tamaño promedio de los gigantes (el máximo de Kronosaurus es de 10.5 m). Y aún así, estas dimensiones serían una rareza.

Estas serían las tallas de los pliosaurios gigantes, empleando no el sensacionalismo, ni la prensa, sino los reportes científicos. Y usándolos con cautela. Siluta de Kronosaurus original de Smokeybjb.

Así que mis queridos lectores, la BBC y los medios, así como los malditos awesomebros de carnivoraforum y prófugos de esos sitios nos han estado mintiendo. Todo, para satisfacer carencias personales y deseos profundos que involucran cosas largas y gigantes... ¡COCHINOS! jajaja

En fin, eso es todo por hoy, si este video te... Perdón, la costumbre. Hasta pronto mis queridos lectores.

Fuentes principales:
Buchy, M. C., Frey, E., Stinnesbeck, W., & López-Oliva, J. G. (2003). First occurrence of a gigantic pliosaurid plesiosaur in the late Jurassic (Kimmeridgian) of Mexico. Bulletin de la Société géologique de France, 174(3), 271-278.

Knutsen, E. M., Druckenmiller, P. S., & Hurum, J. H. (2012). A new species of Pliosaurus (Sauropterygia: Plesiosauria) from the Middle Volgian of central Spitsbergen, Norway. Norwegian Journal of Geology/Norsk Geologisk Forening, 92.

McHenry, C. R. (2009). Devourer of Gods: the palaeoecology of the Cretaceous pliosaur Kronosaurus queenslandicus. Tesis doctoral. Universidad de Newcastle.

Stinnesbeck, W., & Frey, E. (2014). Paleogeography and paleoenvironment of Mexico during the Mesozoic. Dinosaurs and Other Reptiles from the Mesozoic of Mexico: USA, Indiana University Press (Series Life of the past “), 13-29.

Kear, B. P. (2003). Cretaceous marine reptiles of Australia: a review of taxonomy and distribution. Cretaceous Research, 24(3), 277-303.



ACTUALIZACIÓN

Luego de ser señalado por olvidar al pobre Pliosaurus macromerus, decidí escalarlo... El ejemplar mayor consta de una mandíbula completa, misma que mide 2.875 metros de largo... Escalando con un pliosaurio de cuerpo normal queda esto:

Con la mandíbula en su lugar, el pliosaurio macrómero, únicamente alcanza 11.63 metros de largo. Es bastante, pero los godzilizadores no están contentos, ¡quieren más! Lo siento, pero para ser mayor, debería tener una mini cabecita y pues, eso es dudoso, muy dudoso. Esqueleto tomado de Fischer et al. (2015).

Y también se menciona a Pliosaurus kevani como un posible batidor de récords... Y lo único que batía con su cabeza de 2 m eran las aguas del Mesozoico... Esta sería su talla real:

No tan grande ahora ¿eh muchacho? Ni modo, otro pobre que aunque en el artículo de su descripción se menciona como gigante, ese gigante es más de 8 metros, lo cual es bastante...

Así que como ven, lo que dije al inicio, queda aún más sustentado... Pliosaurios de más de 13 metros, son por ahora, un mito...


Nuevas fuentes:

Fischer, V., Arkhangelsky, M. S., Stenshin, I. M., Uspensky, G. N., Zverkov, N. G., & Benson, R. B. (2015). Peculiar macrophagous adaptations in a new Cretaceous pliosaurid. Royal Society open science, 2(12), 150552.

Benson, R. B., Evans, M., Smith, A. S., Sassoon, J., Moore-Faye, S., Ketchum, H. F., & Forrest, R. (2013). A giant pliosaurid skull from the Late Jurassic of England. Plos One, 8(5), e65989.


domingo, 23 de septiembre de 2018

Tu Quetzalcoatlus está mal...

Hola que tal estimados lectores, tiempo sin leernos... Ya saben, ahora que soy youtuber, soy rico y desde mi bote de oro sólido en las costas de Dubai, no hay mucho tiempo de escribir... No, ya en serio... Editar lo trae a uno como loco. Lo que haré será mejor grabar mi horrenda cara y así ya no tendré que usar tanta imagen... En fin. Hoy en un post de facebook el buen Sergio de la Rosa me preguntó algo que desencadenó en una búsqueda y análisis de lo que siempre di por hecho: la forma de la cabeza de Quetzalcoatlus northropi.

Restauración del aspecto en vida de Quetzie por el artista Nikolay Zverkov.

Resulta que casi todos estamos habituados a ver una cresta en forma de cajita en la cabeza de este bicho. Tanto así que incluso, las reconstrucciones más buenas, como esta:

Escultura/maqueta/divinidad de paleoarte, de Quetzie en tamaño real. Original de Blue Rhino Studio.

Llegan a presentar dicha cresta. Pero ¿en qué se basa? Pues en el artículo más conocido sobre la forma de la cabeza de Quetzie, de hecho, el primero en abordar el asunto y si me preguntan, el mejor:

Pasada de artículo. Cita completa al final de este artículo.

En fin. En dicho trabajo podemos ver la siguiente figura:



Esta ha sido mal interpretada de tal forma que, la cresta de cajita se volvió meme (i.e. una reproducción cultural). Pero si vemos bien la figura, notaremos que las líneas punteadas indican que esa parte no está completa y que "le falta"... De tal forma que CUALQUIER cresta en forma de cajita queda automáticamente invalidada... Como esta:

Quetzie de Maija Karala.

Y no me mal entiendan, el que algo esté mal, no lo hace automáticamente malo. Simplemente es un nuevo dato que hay que tener en cuenta. Si miramos el artículo, veremos que hay más material craneal con crestas. Veamos:

Dos cráneos con "cajita feliz". Note como en el cráneo B (TMM 41961-1) la cresta pareciera tener un foramen, porque está rota y además, podemos ver lo que le falta a la cresta del ejemplar B (TMM 41954-62), altura. Las partes en blanco seguramente son yeso (escayola) u otro material de restauración. tomado de Kellner y Langston (1996).

Y bueno, muy muy criticando, pero y entonces ¿cómo era? Bueno podemos tomar parientes cercanos para hacernos una idea, pero la verdad es que casi no conocemos cráneos de azdárquidos, por lo que algo así es lo más plausible (a falta de más evidencias).

Monstruosidad hecha por mi, basado en el trabajo de Kellner y Langston.

Lo curioso es que antes de que la cajita (una MALA interpretación de una ilustración científica) se pusiera de moda por copy/paste, algunos artistas echaron ojo personalmente al paper (o quien los asesoró lo hizo), teniendo resultados como este:

Paleoarte de Todd Marshall.

Así que ya lo sabe querido lector, la cresta de cajita nunca existió, fue producto de no buscar información suficiente y no leer los trabajos que a los pobres científicos de a deveras les cuesta tanto trabajo hacer. Así que si ahora dibujarás un quetzie, recuerda: NO TENÍA CRESTA DE CAJITA. Así que sin más, nos vemos en la próxima entrega. Pásenla muy bien.

Fuente principal:
Kellner, A. W., & Langston Jr, W. (1996). Cranial remains of Quetzalcoatlus (Pterosauria, Azhdarchidae) from Late Cretaceous sediments of Big Bend National Park, Texas. Journal of Vertebrate Paleontology, 16(2), 222-231.