jueves, 11 de abril de 2013

Notas cortas: otro tiburón raro

En esta semana de "quiero saber más", daremos continuidad al tema pasado "la nueva cara de Helicoprion" (clic para ver).

Existe un orden de tiburones extintos y arcaicos, llamado Symmoriiformes. Este contiene tiburones primitivos con una forma corporal similar a la de Cladoselache, el más antiguo de los tiburones conocidos. Si bien se piensa que este grupo es parafilético, dentro de él encontramos varias rarezas, de las cuales hablaremos de una en particular.

Tiburones simiformes y Cladoselache. A) Symmorium por Dmitry Bogdanov. B) Falcatus falcatus por Smokeybjb. C) Stethacanthus productus por Dmitry Bogdanov. C) Cladoselache, el más antiguo de los condrictios, por Vladimir Nikolov.

Stethacanthus fue un género de tiburón simórido que contiene al menos 11 especies, mismas que vivieron desde el Devónico tardío al Pérmico temprano. Su rango de distribución fue bastante extenso, habitaron lo que se convertiría en Laurasia (Norteamérica, Europa, Asia) en mares poco profundos. La especie que cuenta con el mayor número de registros es Stethacanthus altonensis, una de las primeras en ser nombradas, ya que junto con S. depressus, recibió su nombre en 1875 bajo el nombre genérico Physonemus.

Distribución conocida de Stethacanthus a través del tiempo.

Resulta curioso que en diversos sitios y libros se presenta un esqueleto de este tiburón, cuando no se conoce ninguno. De hecho, el fósil de Stethacanthus que se presenta, es de una especie de la misma familia: Akmonistion zangerli. Este fue descrito apenas en 2001 y desde entonces le ha pasado su imagen a su primo incompleto para que este aparezca en documentales y libros. Lo bizarro de estos tiburones yace en que poseían unas extrañas aletas dorsales, que en su parte superior estaban aplanadas y ¡portaban dientes! Estas aletas estaban sostenidas por hueso y no por cartílago como en el resto. Aunado a esto, estos condrictios tenían dientes similares a los de la aleta ¡en la cabeza! Se ha especulado sobre su función, pero hasta hoy nadie está seguro para qué usaban estas estructuras estos pequeñines de apenas 65cm de largo.

Akmonistion zangerliArriba, izquierda: distribución conocida. Abajo, izquierda: reconstrucción de cuerpo completo. Arriba, derecha: dibujo a cámara lúcida del esqueleto HMV 8246. Abajo, derecha: fósil en metanol del espécimen HMV 8246.


FUENTE:
Coates, M. I., & Sequeira, S. E. K. (2001). A new stethacanthid chondrichthyan from the Lower Carboniferous of Bearsden, Scotland. Journal of Vertebrate Paleontology, 21(3), 438-459.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hola, ¡gracias por comentar!
*Los comentarios ofensivos, que intenten trollear o provocar serán borrados sin excepción alguna.
*Ya no podrán comentar los anónimos, te recomendamos dar de alta o usar una cuenta de Google, LiveJournal, WordPress, TypePad, AIM u OpenID. Gracias por tu comprensión.