miércoles, 29 de mayo de 2013

Notas cortas: la evidencia más antigua de carnicería en nuestros ancestros

Uno de los argumentos más comúnmente esgrimidos por los vegetarianos y veganos es la presunta naturalidad de la dieta vegetariana en los albores de la humanidad. Esto es relativamente falso, pues si bien descendemos de ancestros omnívoros que a su vez descienden de herbívoros, nuestros ancestros directos eran eminentemente carnívoros. Esta hipótesis tenía abundancia de evidencias indirectas y una cantidad reducida de evidencias directas, entre las cuales destaca la preservación de fósiles de animales carniceados por nuestros ancestros.

Homo habilis, el primer miembro del género y primer fabricante de herramientas líticas es asociado a la primer evidencia de consumo de carne.

La inmensa mayoría de restos con marcas de corte proceden del Pleistoceno tardío o del Holoceno temprano, un lapso de entre hace unos 100,000 a unos 10,000 años. Estos incluyen restos de mamutes, caballos, camellos, bisontes, etcétera. De ellos, sólo los de los primeros pobladores norteamericanos los Clovis, muestran un rango temporal extenso, de unos milenos. Si bien, la tecnología de piedra surgió hace unos 2.6 millones de años, las evidencias directas de cacería son de apenas 1.8 millones de años.

Bisonte antiguo carniceado en Washington, EUA que data de hace 11.9 millones de años, del Pleistoceno tardío/Holoceno temprano. Arriba en rojo los elementos con marcas de corte, en gris los restos recuperados y en blanco los elementos no encontrados. Abajo y de izquierda a derecha, tibia y astrágalo con marcas de corte, radioulna y parte distal de húmero con marcas de corte y finalmente, acercamiento de este último elemento. Modificado de Kenady et al. 2010.

Este mes se publicó un descubrimiento interesante. Se trata de la evidencia más antigua y sostenida de caza y carnicería en animales por parte de homíninos. La evidencia procede de tres sitios de Kenia y tienen una asombrosa antiguedad de cerca de 2 millones de años. Y no sólo eso sino que además, esta evidencia se dispone de manera ininterrumpida por siglos o milenios. Esto demuestra que nuestros ancestros africanos consumían carne de forma regular y que de hecho era una parte muy importante de la dieta. Con esto queda saldada la duda sobre la antiguedad del consumo de carne por parte de los homíninos.

Huesos con marcas de corte de hace 2 millones de años. A) metatarso de bóvido pequeño, B) húmero de bóvido mediano, C) esquirla de hueso de mamífero y D) fémur de bóvido pequeño. Barras de escala a 1 cm en A-D y de 1 mm en el acercamiento de D. Tomado de Ferraro et al. 2013.

FUENTE:
Ferraro, J. V., Plummer, T. W., Pobiner, B. L., Oliver, J. S., Bishop, L. C., Braun, D. R., ... & Potts, R. (2013). Earliest Archaeological Evidence of Persistent Hominin Carnivory. PloS one, 8(4), e62174.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hola, ¡gracias por comentar!
*Los comentarios ofensivos, que intenten trollear o provocar serán borrados sin excepción alguna.
*Ya no podrán comentar los anónimos, te recomendamos dar de alta o usar una cuenta de Google, LiveJournal, WordPress, TypePad, AIM u OpenID. Gracias por tu comprensión.