viernes, 9 de agosto de 2013

Notas cortas: ¡En los huevos! Otra similitud entre aves y dinosaurios

Es bien sabido que las aves descienden de pequeños dinosaurios bípedos emplumados. Algunas características que consideramos típicamente como avianas, en realidad aparecieron con los dinosaurios. Una de esas es la reproducción, pues todos los dinosaurios eran ovíparos (ponedores de huevos) y hoy, todas las aves también se reproducen de esa manera. La inmensa mayoría de las aves incuba a sus huevos y las que no lo hacen, los dejan en nidos ajenos para que otras los incuben por ellas.

Huevos de ave a escala en el Museo de Historia Natural de Londres. De izquierda a derecha (y de mayor a menor), huevos de: pájaro elefante (Aepyornis maximus), moa (Dinornis sp.), avestruz (Struthio camelus), cisne mudo (Cygnus olor), arao común (Uria aalge), gallina (Gallus gallus), mochuelo común (Athene noctua) y reyezuelo sencillo (Regulus regulus).

El huevo es una ventaja evolutiva, pues supone que la madre no tiene que cargar a todos lados con sus crías en desarrollo. En el caso de las aves voladoras, el peso se aligera al no estar "embarazadas". Pero el huevo supone también riesgos. La madre no puede huir con ellos si se acerca un depredador, algunas los tienen que dejar solos mientras buscan alimentos y además, el huevo tiene que tener cierta estructura para que funcione adecuadamente. Una de ellas es la estructura de la cáscara, que permite que el embrión respire a través de ella e ingrese o escape vapor de agua.

Anatomía de un huevo aviar.

Sabiendo que las aves descienden de dinosaurios, pero que los cocodrilos son los parientes reptilianos vivos más cercanos a ellos. ¿Cómo era la cáscara de los huevos de dinosaurios carnívoros? ¿Era aviana o cocodriliana? Un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Montana (EUA) y de la Universidad de Calgary (Canadá) estudiaron la cáscara de los huevos de Troodon formosus, un pequeño dinosaurio carnívoro del grupo de los 'raptores'. Descubrieron que la conductividad de vapor de la cáscara de los huevos de Troodon era similar a la de las aves, entre un 76 y un 97% similares. Esto quiere decir que los huevos de este dinosaurio no se incubaban enterrados (como los de los cocodrilos), sino que estaban en nidos abiertos.

Troodontes anidando. Tomado de "Dinopedia".

Además de ello, los huevos de Troodon son los más similares a los de las aves, pues carecen de ornamentación estructural, una forma asimétrica, baja porosidad, tres capas estructurales y ahora, hasta valores de conducción de vapor similares. Nuevos estudios arrojarán información sobre si esto es mera convergencia o si un ancestro dinosauriano innovó sus huevos y los heredó a aves y dinosaurios posteriores.

FUENTE PRINCIPAL:
Varricchio, D. J., Jackson, F. D., Jackson, R. A., & Zelenitsky, D. K. (2013). Porosity and water vapor conductance of two Troodon formosus eggs: an assessment of incubation strategy in a maniraptoran dinosaur. Paleobiology, 39(2), 278-296.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hola, ¡gracias por comentar!
*Los comentarios ofensivos, que intenten trollear o provocar serán borrados sin excepción alguna.
*Ya no podrán comentar los anónimos, te recomendamos dar de alta o usar una cuenta de Google, LiveJournal, WordPress, TypePad, AIM u OpenID. Gracias por tu comprensión.