viernes, 19 de noviembre de 2010

Mitos sobre Darwin


    Este año 2009 se celebra el año de la evolución o como algunos lo han llamado, el año de Darwin. Este importante naturalista británico del siglo XIX fue uno de los más reconocidos al señalar a la selección natural como el principal mecanismo operador de la evolución biológica de los organismos vivos –por aquel entonces llamada ‘transmutación’-. Alrededor de este gran personaje han surgido infinidad de mitos que en ocasiones han sido generados con intención maliciosa, a continuación se exponen algunos de dichos mitos.

1. – Darwin propuso el término evolución en su libro "El Origen de las Especies"

FALSO: Darwin no mencionó el término en la primera edición del libro, de hecho ni siquiera lo iba a utilizar. La palabra Evolución, que significa "cambio" y procede del latín "ēvolūtiō" fue usada por los científicos (naturalistas) desde inicios del siglo XVIII bajo diferentes contextos, pero principalmente en el ámbito social y astronómico. Sin embargo el término pasa al dominio biológico en la sexta edición de "El Origen de las Especies" más por necesidad que por convicción.

La evolución biológica por aquellos tiempos era llamada "transmutación". Uno de los primeros en usar el nuevo término (evolución) fue el geólogo Sir Charles Lyell en 1832 en su libro "Principios de Geología" (volumen 2, página 11). Lyell fue importante inspiración de Darwin durante el viaje del Beagle. De hecho el capitán Robert FiztRoy le regaló a Darwin el primer volumen de “Principios de Geología” antes de zarpar de Plymouth en 1831 y el segundo volumen le fue enviado por correo desde Inglaterra y lo recibió en 1843 en Valparaíso, mientras aún estaba de viaje a bordo del Beagle.

El término se hizo famoso en biología debido a que como ya he mencionado fue usado en la sexta edición de "El Origen de las Especies", publicada en 1872. Sin embargo Darwin lo había usado con antelación en su libro: "El Descenso del Hombre" ("The Descent of Man"), publicado en 1871. Darwin se vio "forzado" a usar el término por presión de la prensa de la época, pues su teoría de la "Selección Natural" había sido identificada de manera popular como "Evolución". Por ello el verdadero autor de la palabra podría ser Lyell y no Darwin como consta en el siguiente texto:

“De la última teoría geológica, Lamarck parece estar plenamente convencido;
y también muestra que estaba profundamente impresionado con la creencia prevalente entre los naturalistas de antaño, que el océano primitivo envolvía el planeta entero mucho después de que se convirtiera en el hogar de los seres vivos y por ello se inclinó a afirmar que los tipos de animales marinos precedieron a los tipos terrestres y a los más sofisticados, por ejemplo, que los testáceos del océano existieron primero, hasta que algunos de ellos, por evolución gradual fueron mejorados en aquellos que habitan la tierra firme.”
En: “Principios de Geología” Volumen 2, página 11, por Charles Lyell (1832)

Portada del libro de Lyell “Principios de Geología”

2. – Darwin estudió para convertirse en pastor de la Iglesia Anglicana

FALSO: En realidad Charles Darwin cuando estudiaba para convertirse en médico en la universidad de Edimburgo en 1825 ya estaba interesado en la biología, su profesor Robert Edmond Grant lo inició en estudios zoológicos serios (con balanos en particular) y así Darwin decidió convertirse en naturalista, por ello (y por el no poder soportar la sangre y el sufrimiento) desertó de la carrera en 1827 y en 1828 consigue entrar al Christ College (Cambridge) para estudiar una especie de “licenciatura en artes” (Bachelor of Arts), el origen del mito es quizá debido a que en aquella época la única forma de convertirse en naturalista era realizar esa licenciatura que también era necesaria para convertirse en pastor anglicano. Darwin era un asiduo escritor y en sus diarios no manifiesta interés alguno en convertirse en pastor, sino que por el contrario, manifiesta un interés creciente en zoología y geología, ambas ramas del futuro naturalista. El mito es más de carácter social puesto que cuando se identificó (erradamente) a la evolución como antagonista de las concepciones religiosas del origen de los seres vivos y del hombre así como de la naturaleza de dios, diversos sectores religiosos quisieron hacer ver al hombre en cuyos hombros recaía la teoría de la evolución como un devoto ferviente que en su lecho de muerte se había arrepentido de sus blasfemias, desde luego todo esto es sólo un mito falaz sin fundamentos reales.

 
Nota en libro de admisiones de Cambridge de 1818-1828 donde aparece el nombre de Darwin como alumno

3. – Darwin dijo que el hombre desciende del “mono”

FALSO (en parte): Darwin nunca dijo terminantemente “el hombre desciende del mono”, sino que para desgracia de sus defensores sólo lo insinúo. Sin embargo, hay que destacar que ‘mono’ carece de un rango o significado taxonómico concreto, al menos en español. En inglés ‘monkey’ hace referencia a todos los simios que no sean prosimios (lémures y tarseros) u Hominoideos (gibones, orangutanes, chimpancés, bonobos y gorilas); es decir, los monos son los primates platirrinos (monos del nuevo mundo) y los cercopitécidos (monos del viejo mundo).

Concepción de la palabra ‘mono’ en el idioma Inglés

En su libro “El Descenso del Hombre”, capítulo VI (Sobre las Afinidades y la Genealogía del Hombre) Darwin escribió:

“…Los Simidae luego ramificaron en dos grandes grupos, los Monos del Nuevo y Viejo Mundo y de estos últimos, en un período remoto, el Hombre, la maravilla y gloria del Universo procedió.”

En un sentido más estricto, la palabra ‘mono’ carece de significancia taxonómica por lo que si Darwin dijo o no que procedemos del mono nos debería tener sin cuidado ya que la palabra mono puede designar prácticamente cualquier tipo de simio. Hay que destacar que en realidad Darwin dijo que el hombre procede de monos del viejo mundo, es decir, del taxón Cararrhini, lo cual es correcto. Sin embargo, esta idea no era novedosa ya que la habían propuesto otros naturalistas por lo que tampoco podemos inculpar a Darwin de esta falaz acusación.
Y algo importante: cuando la gente se pregunta ¿si el hombre ‘desciende’ del mono, porque estos aún existen? La respuesta está en las mismas palabras de Darwin: “…de estos últimos, en un período remoto, el Hombre, la maravilla y gloria del Universo procedió”. Añadamos además que la palabra mono es aplicable de manera subjetiva e indistinta a diferentes rangos taxonómicos de simios por lo que en el ámbito científico no tiene valor.

4. – La teoría de Darwin causó gran revuelo y no fue aceptada con facilidad por los científicos de la época

FALSO: La teoría de Darwin (Selección Natural o Descendencia con Modificación como el mismo la llamó) fue aceptada por la comunidad científica de la época con escaso debate. Las controversias eran de orden religiosas, de hecho los científicos que se citan frecuentemente como opositores a las ideas de Darwin se opusieron por sus propias convicciones religiosas y no por una duda razonable dentro del campo de la ciencia. Tal es el caso de John Stevens Henslow, quien fuera Botánico, Geólogo, Profesor en el Christ College y Amigo de Darwin, fue también el quien lo recomendó con el capitán FitzRoy para formar parte de la tripulación del Beagle. Adam Sedgwick también se opuso a la Selección Natural aunque con antelación fuera el instructor en Geología de Darwin. Otro famoso opositor fue Sir Richard Owen, quien se oponía principalmente porque su hipótesis del arquetipo –según el- quedaba descartada. Resulta curioso que cuando se presentaron las ideas sobre Selección Natural ante la Sociedad Linneana de Londres pertenecientes a Darwin y Wallace para ceder los ‘derechos’ sobre dicha teoría, la junta pasó desapercibida y ni Darwin ni Wallace asistieron a la misma (Wallace estaba en el Archipiélago Malayo y Darwin se negó a asistir quizá por caballerosidad). El principal opositor de la Selección Natural en la prensa fue Samuel Butler hijo, quien en su obra “Darwin entre las máquinas” consideraba a Darwin como poco calificado en honrar la grandeza de su abuelo Erasmus Darwin. Por otra parte el más aguerrido defensor del Darwinismo fue Thomas Henry Huxley, también conocido como el “Buldog de Darwin”. Es quizá la crítica de Sir John Frederick William Herschel la más dura al Darwinismo, el llamó a la teoría de la Selección Natural como “la ley del relajo y la confusión” (the law of higgedly-piggedly). La razón de esto es que Herschel era astrónomo y físico así como también determinista, así que para el toda teoría o hipótesis que no se ajustara al modelo de Laplace era una proposición “sin alma” y para desgracia de Darwin, la Selección Natural era una teoría probabilística basada en el azar.

Por todo esto podemos concluir que la Teoría de la Selección Natural o Descendencia con Modificación fue aceptada con escasa crítica –objetiva- por parte de los naturalistas y en realidad los que se opusieron fueron científicos guiados por su fe religiosa, el determinismo y sus propias aseveraciones del mundo natural; también se opusieron –y lo siguen haciendo- algunos religiosos, políticos y escritores.

Caricatura de Darwin publicada en la revista Hornet

5. – Darwin robó la idea de la Selección Natural a Alfred Russel Wallace

FALSO: Este mito es uno de los más injustos imputados al naturalista británico y desgraciadamente uno de los más difundidos en la comunidad biológica, tanto que se trata de una especie de ‘leyenda urbana’ sobre Darwin. Este mito no solo es injusto, sino también falso, Darwin fue un naturalista muy ferviente y sumamente laborioso además recibió influencias transmutacionalistas a lo largo de su vida. No está claro si su abuelo Erasmus tuvo influencia directa sobre Charles, pero si se sabe que recibió influencia directa de su profesor el Dr. Robert Edmond Grant.

Las obras literarias que marcaron la manera de pensar del entonces joven naturalista fueron “Principios de Geología” y “Un ensayo sobre el Principio de Población” escritos por Sir Charles Lyell y por Thomas Robert Malthus respectivamente. Es este último libro es el que quizá tuvo una influencia mayor en la obra de Darwin puesto que este ensayo es quizá la versión social de la Selección Natural, en este libro denominada –desde el enfoque social- como “La supervivencia del más apto” (frase de hecho inventada por Herbert Spencer, sociólogo británico fundador del Darwinismo social al incorporar la ideología de la obra de Darwin a la suya propia, “Principios de Biología”).

Darwin además fue un arduo observador durante su viaje alrededor del mundo y su obra como naturalista es una de las más extensas de la época y de la historia, publicó alrededor de 17 obras y su correspondencia es abrumadora, lo que significa que Darwin fue uno de los más trabajadores de los naturalistas de su época. Por lo tanto sería injusto decir que Darwin plagió la obra de Wallace. No está de más mencionar que mientras que Darwin gozaba de una buena posición social y económica, Wallace fue más bien de naturaleza más humilde, lo que desde luego se traduce como una clara ventaja para Darwin quien tuvo más tiempo para preocuparse por sus observaciones que por el dinero; a este respecto, por ejemplo, Wallace vendía algunos de los ejemplares que disecaba mientras que Darwin realizaba observaciones.

Se dice que Wallace recibió una epifanía sobre Selección Natural mientras deliraba presa de una enfermedad. Esto quizá no es cierto pero de alguna manera expone la naturaleza espontánea del descubrimiento de Wallace al mismo tiempo que inclina la balanza hacia las observaciones sesudas de Darwin. Sin embargo no hay que demeritar el trabajo de Wallace, quien brindó enormes aportaciones a la Biogeografía y además –como el mismo Darwin dijo-, realizó el “mejor resumen imaginable de mi propia obra”.

El Naturalista Galés Alfred Russel Wallace

6. – La teoría de Darwin explicó el Origen de la Vida

FALSO: No sólo Darwin no explicó el origen de la vida, sino que en su obra máxima titulada “Acerca del Origen de las Especies por medio de la Selección Natural, o la Preservación de Razas Favorecidas en la Lucha por la Vida” no explicó en realidad el origen de las especies. Darwin concluyó que las especies provienen de otras especies (por ramificación de especies ancestrales o especies madre) y en este sentido si consiguió explicar el origen de las especies, pero si retrocedemos a la primera de las especies (ignórese el hecho de la endosimbiosis), ésta debió de haber tenido un origen y este es también el origen mismo de la vida, cosa que ni Darwin ni ningún otro científico ha conseguido explicar con completa inclusión de todos los requerimientos de lo que denominamos ‘vida’. No hay que desacreditar los trabajos de Oparin y Haldane así como los de muchos otros que al paso de los años han ido desvelando el origen de la vida.

Podemos decir de manera sopesada que Darwin si explicó el origen de las especies (éstas proceden de otras), pero no así el origen de la vida.

La obra de A. I. Oparin “El Origen de la Vida” intenta explicar el origen de la vida, no así la obra de Darwin que explica el origen de las especies

7. – Darwin descartó la idea de Dios en su obra “El Origen de las Especies”

FALSO: Darwin sólo menciona a Dios una sola vez en toda su obra. En el capítulo 5 “Leyes de la Variación” podemos leer lo siguiente:

Aquel que crea que cada especie equina fue creada independientemente, supongo, afirma que cada especie ha sido creada con una tendencia a la variación, tanto por la naturaleza como bajo domesticación, de este modo en particular, por lo que a menudo –algunas especies- presentan rayas como otras especies del género y cada una ha sido creada con una fuerte tendencia, cuando se cruzan con especies que habitan partes distantes del mundo producen híbridos semejantes en sus rayas, no a las de sus padres, sino a otras especies del género. Para admitir este punto de vista como, me parece, rechaza lo real por algo irreal, o al menos por una causa desconocida. Hace además la obra de Dios una mera burla y un engaño; casi creí junto a los viejos e ignorantes cosmogonistas, que las conchas fósiles nunca tuvieron vivieron y que habían sido creadas en la roca como una prueba de las verdaderas que existen en el mar.

De esto sólo podemos ver que Darwin rechaza un punto de vista del origen de las especies (el expuesto al principio del párrafo) y lo equipara con la vieja idea de la corriente Vis plastica sobre el origen de los fósiles. La idea de que el Darwinismo descarta la existencia de un dios creador de vida y del hombre procede de librepensadores posteriores a Darwin; de hecho el mismo Darwin nunca ostentó una definición religiosa clara, aún hoy sus biógrafos desconocen si era creyente o no. A Darwin se le ha imputado la acción de haber ‘desechado’ a dios, sin embargo y al parecer no tenía dicha intención aunque el proceso de selección natural si descarta acciones contingentes externas a los organismos, siendo la variación la responsable del cambio y no fuerzas externas –sean estas naturales o sobrenaturales-.

Al frente, fotografía coloreada de Darwin. Atrás detalle de Dios de la obra “La creación de Adán” fresco de la Bóveda de la Capilla Sixtina pintado por Miguel Ángel Buonarroti

8. – La teoría de Darwin se inspiró en las Galápagos y sus pinzones

FALSO: Darwin no fue inspirado por una revelación mística al pisar las Galápagos, el ya había sido profundamente influenciado por sus observaciones realizadas 3 años antes de pisar las legendarias islas. Podemos constatar su alegría al llegar a Brasil en 1832 ya que escribió lo siguiente “Maravilloso es una palabra insuficiente para expresar los sentimientos de un naturalista que ha vagado por primera vez en un bosque brasileño... Ese día siente el placer más profundo que jamás imaginó experimentar”. Recordemos además que era un magnífico observador y naturalista pero su especialidad era la zoología de invertebrados y la geología no la Ornitología que es la rama de la biología encargada del estudio formal de las aves. De hecho Darwin ni siquiera sabía que los pájaros que veía en las islas eran pinzones (finches en inglés) y aunque habla de pinzones en su libro “El origen de las especies”, estas aves son usadas como ejemplo en el capítulo de Distribución Geográfica por su extraña procedencia continental.

Se dice que Darwin fue incapaz de identificar las aves de las Galápagos como pinzones (de hecho creyó que eran mirlos) y que el naturalista que realizó dicha ‘hazaña’ fue el ornitólogo John Gould de la Sociedad Zoológica de Londres en 1837. Estas aves fueron conocidas después bajo el nombre de “Pinzones de Darwin”, término acuñado por P. R. Lowe en 1935 en honor a su descubridor. Fue el diario británico The Times publicó una nota que generó el mito de que los pinzones fueron inspiración de Darwin para la creación de la teoría de la Selección Natural.

“Pinzones de Darwin” dibujados por Gould para “Revista de investigadores en historia natural y geología de los países visitados durante el viaje del H.M.S. Beagle al rededror del mundo, bajo el mando del Capitán Fitz Roy, R.N. 2da edición” en 1845

9. – Darwin pasó la mayor parte del tiempo a bordo del Beagle

FALSO: Como quizá ya he mencionado varias veces Darwin era un prolífico escritor y como tal poseía un diario de anotaciones del Beagle que fue escribiendo desde 1831; gracias a ellos sabemos que Darwin pasó en altamar 580 días (1 año, 7 meses, 2 días), mientras que en tierra pasó 594 días (1 año, 7 meses, 17 días). Eso sin contar el tiempo que pasó anclado, lo cual podríamos decir que equivale a estar en tierra, dicho tiempo fue de 566 días (1 año, 6 meses, 18 días), que sumado al tiempo que pasó en tierra hacen un total de 1,160 días (3 años, 2 meses, 4 días). De todo esto tenemos que Darwin pasó el 33.33% de su viaje a bordo del Beagle en altamar, mientras que se mantuvo un 66.67% del tiempo en tierra. Estos resultados hubieran agradado a Darwin ya que el odiaba el viaje en barco como el mismo dijo “Esta marcha en zig-zag es muy penosa; ha sido un golpe definitivo para mi ánimo. Odio, detesto el mar y todos los barcos que lo surcan”, claro, después de 4 años, 9 meses y 3 días de viaje.

Las estadísticas del viaje de Darwin a bordo del Beagle

10. – Miscelánea de mitos infundados:

        I.            Darwin era ateo
a.       Falso: en realidad después de la muerte de su hija Anne Elizabeth, Darwin tuvo una crisis de fe y tiempo después debido a este suceso y a la gran cantidad de inconsistencias religiosas, Darwin al parecer se volvió agnóstico –tal como T. H. Huxley-; sin embargo esto no afectó su obra científica y al parecer era muy respetuoso para con las creencias de los demás, en especial las de su esposa.
      II.            Darwin era enemigo de la Iglesia Anglicana
a.       En Realidad Darwin nunca buscó confrontaciones con los miembros de la iglesia, fue esta quien tuvo problemas con el naturalista (y aún los tiene). A pesar de que durante años esta sección religiosa se opuso terminantemente a aceptar las ideas del científico, en 2009 declaró lo siguiente “Charles Darwin: 200 años después de tu nacimiento, la Iglesia de Inglaterra te debe una disculpa por malinterpretarte y por, además de tener una reacción equivocada, haber animado a otros a no comprenderte tampoco. Tratamos de practicar la antigua virtud de ’fe buscando la comprensión’ y confiamos en que esto suponga una reparación”.
   III.            Darwin era mal escritor
a.       Otro mito infundado; Darwin era un excelente escritor y escribió cerca de 17 libros científicos tales como: Entomología Británica, Cartas en Geología,  La Zoología del viaje del H.M.S. Beagle, Revista de Investigadores (Viaje del Beagle), Cuestiones acerca de la reproducción de los animales, Geología del viaje del Beagle, Cartas acerca de Guanacos, Descubrimientos en Australia, Manual de Consulta científica, Cirrípedos vivientes, Cirrípedos fósiles, Acerca del Origen de las Especies por medio de la Selección Natural, o la Preservación de Razas Favorecidas en la Lucha por la Vida, Fertilización de las orquídeas, Plantas trepadoras, Dudas acerca de la expresión, Variación bajo domesticación, Longevidad comparada, El desenso del hombre, La expresión de las emociones, Plantas insectívoras, Entrecruzamiento y autofertilización, Diferentes formas de flores, Flores y sus huéspedes, El poder del movimiento en plantas, Moho vegetal y gusanos, Inteligencia animal, Ensayo del instinto, Fertilización de las flores, entre algunos libros más que no son de carácter científico. Además escribió artículos desde 1836 hasta 1886. Aún así dejó varios trabajos inconclusos en forma de manuscritos, de hecho Darwin aseguró que su máxima obra “El origen de las especies” era sólo una síntesis de un trabajo que iba a ser más extenso. Por si no fuera poco, escribió cartas a razón unas 5 al día, lo cual sobrepasa límites insospechados.

Entre todos estos mitos se esconde un naturalista intuitivo, observador y extremadamente dedicado a su trabajo, al mismo tiempo se puede encontrar a un hombre con serios conflictos personales que al final dio al mundo el gran giro de ideas de una evolución individualista a una que compete a toda la especie, de una evolución con una cierta teleología (dirección) a una azarosa. Darwin es sin lugar a dudas uno de los científicos más importantes de todos los tiempos y su recompensa final es quizá descansar en todos los libros de biología del mundo y en la Abadía de Westminster junto a figuras como Rutherford, Kelvin y Newton. Así fue Charles Robert Darwin, un hombre sin duda revolucionario.

5 comentarios:

  1. Redactas de una manera fantástica. He descubierto tu blog en la madrugada, y pretendo compartírselo a mis compañeros de la Facultad de Psicología, ya que considero que estos conocimientos son fundamentales para comprender los fundamentos mismos de la evolución del hombre, y de su mente como producto de la misma.
    ¡Gracias por difundir tus conocimientos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por comentar.

      Me halaga usted con tan favorable crítica.

      Mi filosofía personal me empuja a compartir lo que sé, creo que el conocimiento es sólo realmente valioso si se comparte. De no ser así no tuvo ningún caso haberlo obtenido.

      SALUDOS

      Eliminar
  2. ME SORPRENDIO MUCHO AL SABER ESTO.AHORA SI TENGO DE Q' PRESUMIR A MIS AMIGOS.JA,JA,JA.SIGUE ASI.

    ResponderEliminar
  3. ME FALTO DECIRTE Q' NO PARES DE PUBLICAR.

    ResponderEliminar

Hola, ¡gracias por comentar!
*Los comentarios ofensivos, que intenten trollear o provocar serán borrados sin excepción alguna.
*Ya no podrán comentar los anónimos, te recomendamos dar de alta o usar una cuenta de Google, LiveJournal, WordPress, TypePad, AIM u OpenID. Gracias por tu comprensión.