viernes, 25 de junio de 2021

¿Está sobrevalorado el T. rex?

Uf, tiempo sin escribir. Pero ya me harté de estar revisando bibliotecas de efectos, así que decidí escribir algunas líneas. Bueno, hoy por la mañana, mientras mi friki ser se disponía a ver Pokémon, me llegó un mensaje. Este estaba acompañado de capturas de pantalla de un rant infantil sobre dinosaurios y ataques personales sosos. Pero eso me llevó al post original para "investigar" ¿Qué había causado todo? Ah, pues resultaba que se discutía acaloradamente de si Tyrannosaurus rex estaba "sobrevalorado" o no.


En lo que restó del día me hice la pregunta en la cabeza y me puse a pensar sobre las razones para decir eso. Y luego de meditar mucho he llegado a una conclusión... Rara conclusión, a decir verdad. La respuesta corta es: NO. Pero procedo a explicarme.

Cuando mi yo científico que estudió por 12 años para ejercer de forma profesional la paleontología escucha "sobrevalorado", se me funde algo en el cerebro. ¿Cómo podía una especie fósil estar sobrevalorada? Porque, para que algo esté SOBREvalorado, primero tiene que estar valorado. Pero ¿de dónde viene este valor? Científicamente hablando, Tyrannosaurus rex es una especie extinta cuyo valor radica en fungir como modelo para entender diferentes aspectos de la paleobiología de los dinosaurios, desde histología a biomecánica. Pero fuera de eso, no es algo muy excepcional que digamos. No responde grandes misterios fósiles que son más importantes, como la razón de la explosión cámbrica o el origen de nuestro linaje... Pero si es así ¿por qué hay tantos artículos de esta criatura?

Escena cámbrica por John Sibbick.

La respuesta tiene dos factores. Por un lado, hay MUCHOS ejemplares de T. rex, si los comparamos contra ejemplares conocidos de otros grandes terópodos, como Spinosaurus aegyptiacus o Giganotosaurus carolinii. El que existan tantos ejemplares permite hacer MUCHOS más estudios y aprender más de esta especie. Por otro lado, este saurio funge como una especie carismática.

Pequeña muestra de los ejemplares conocidos de T. rex. Orba de Asuma17.

Este concepto surgió originalmente dentro de la biología de la conservación para resaltar a aquellas especies que por sus características, tienden a resultarnos atractivas. Ejemplos de especies carismáticas las encontramos en los elefantes o los tigres. Unos por enormes, inteligentes y sociales, los otros por su misticismo y nuestro miedo/respeto por los depredadores. Como sea, T. rex es uno de estos bichos, pero en paleo. Es carismático. Nos atrae. Y como los científicos son humanos, les atrae mucho publicar un paper de cualquier aspecto de T. rex, como el más reciente de su estratificación ecológica y ontogenética (si quieres escucharme explicar en detalle este estudio, te recomiendo suscribirte al Patreon).

Ontogenia de T. rex resumida. Tomado de Carr (2020) y de este post.

El "problema" de que una especie sea carismática es que se tiende a desvirtuar su naturaleza. En el caso de esta especie, es común leer y escuchar sobre "EL tiranosaurio"... Desde ya, eso me causa algo de gracia, pues no había UN tiranosaurio, era una especie con miles o millones de individuos de los que sólo unos cuantos han llegado a nosotros como fósiles. Y me causa gracia porque eso de "EL" revela la mitificación de la que es sujeto la especie. Ipso facto, se ha convertido en UNO. Y esta condición no es diferente de la que tenemos por figuras religiosas o mitológicas. Y es que, no hay un Zeus, hubo muchos. No hay un Spiderman, hay muchos. Y no hablo de Peter, Miles o los demás del multiverso arácnido, sino que me refiero a que cada escritor da vida a un spiderman distinto.


Y eso hemos hecho con T. rex. Hemos transformado una especie animal extinta en una celebridad. Pero ¿tiene eso algo de malo? Si se sabe distinguir fantasía de realidad, no. Pero he ahí el problema. Muchos NO LO HACEN. Y en este grupo están los que dicen "El T-Rex está sobrevalorado". Cuando uno lee sus argumentos, éstos giran en torno a tres cosas:

1. Su capacidad de vencer a terópodos u otros animales con los que no coexistió o con los que no tenemos ninguna evidencia de que haya "luchado".
2. Su dieta. Si se le considera un cazador, está automáticamente "sobrevalorado".
3. Su presencia mediática.

Vayamos por puntos. En el punto 1 DEBO decir lo evidente. Eso es simplemente absurdo. Y me sumo a Stan Lee para decir que: "ganará el que el ESCRITOR de la ficción desee que gane". No hay otra respuesta. Y es que, la razón es simple: la gladiadorización de las especies extintas NO es una hipótesis científica, pues no es falsable. Culpo directamente a Discovery Channel y su show "Animal Face-Off" (duelo animal) y a JP3 por implantar esta soberana... Idea. En la mente de miles. Los animales no eran gladiadores, eran eso, animales. Unos agresivos, otros no tanto, pero desconocemos mucho de cómo o por qué llegarían a antagonizarse. Con T. rex, existe evidencia (no libre de debate) de que estos animales consumían a otros de su especie (y a otras especies). Pero esto no es raro entre depredadores.

Por cochinadas como esta, dejamos de tener documentales bonitos y se comenzaron a enfocar en fantasías (cof cof sirenas coooof).

En el punto 2, bueno... Para empezar, la idea de Horner de que T. rex era enteramente carroñero, no es, ni ha sido puesta a prueba. Por ello es que, apenas y se la puede considerar una hipótesis científica. Ya que, si no se puede poner a prueba (falsar), no es ciencia. Y es que, Horner suele afirmar cosas sin respaldarlas con evidencias fuertes y también suele prometer dinopollos que nunca llegarán. Pero ¿por qué hace esto? Simple: son ardides publicitarios para atraer inversión. Y es que, su museo es privado y no vive de los comentarios de los niños rata, sino de inversores. Y un inversor no va a inyectar dinero a un proyecto o ideas mainstream, no. Quieren "más dientes"... La realidad es que, existe evidencia de que T. rex atacó presas vivas. O sea: que era un depredador. Y ojo aquí, TODOS los depredadores, dadas las circunstancias adecuadas (como estar pasando hambre y toparse un cadáver) consumirán carroña. De nuevo, no es nada nuevo, ni revolucionario. Y esa falsa dicotomía de cazador vs carroñero, es simplemente eso, una falacia. Pero ¿significa que entonces ya por ser cazador está sobrevalorado? No, es simplemente una deducción de los hábitos de la especie. Eso es algo que hacemos los paleontólogos, tratar de indagar qué comían las especies... Ahora resulta que por haber inferido la dieta del bisonte antiguo, ya lo hice sobrevalorado... Pfff, ridículo.

T. rex comiendo, modelo del Museo Americano de Historia Natural.

Y finalmente, el punto 3. Si el T. rex está sobrerepresentado en los medios es por varias razones. Primero, se conoce desde 1905, mientras que otros terópodos como el giganotosaurio, apenas y se conoce desde 1995. Nada más que 90 años de diferencia. La otra razón es porque la mayoría de los medios que le representan son (como dicen con desprecio los ratasaurios dolidos) "yankis" (y entran al saco los canadienses). ¿Jurassic Park? Gringo. ¿Dinotren? Gringo. ¿Pie pequeño? Gringo. ¿Beast wars, transformers? Gringo. ¿Dinoriders? Gringo. ¿Barney? Gringo. ¿Fantasía? Gringo. ¿Ya se va entendiendo? Y acaso un productor o creador artístico ¿va a arriesgarse con otra especie que no sea el anciano sin derechos de autor ese que TODO el condenado planeta conoce? Difícilmente (pero sí pasa, como con Dinosaurio de Disney). La apuesta segura es y seguirá siendo usar a Tyrannosaurus rex. Y es por esto que en este rubro SÍ ESTÁ SOBREVALORADO. O sobreexplotado diría yo.

FUCK yeah!

Pero de esto último ¿Tienen culpa los paleontólogos? Desde luego que no. Los paleontólogos hacemos papers, escarbamos huesos, hurgamos en microscopios, trabajamos con programas estadísticos o de sistemática... Hacemos todo, MENOS obligar a los productores yankis a usar a SU especie más emblemática. Y a los paleontólogos en general, nos importa un bledo quién gane qué en qué ficción, eso es simplemente ridículo. A nosotros nos preocupa que nos rechacen el paper, que los revisores pidan imposibles o que se acabe el financiamiento. Claro que existe uno que otro paleontólogo que tiene en su interior un niño rata que gusta sacarse la playera y hondear fajos de billetes a su gladiador favorito mientras grita enérgico, pero son los menos. Y en el interior de este paleontólogo, lo único que hay es un niño ratamón que espera a ver cómo Ash pierde y pierde ligas hasta llegar a Hawa... Alola.

Reitero y reiteraré siempre mi aversión hacia los VS. Al final, todos sabemos que gana Bison latifrons.

Como dije ayer en el conversatorio con los creadores de GeoXplora y La mordida del Anomalocaris: "mi dinosaurio favorito es Tyrannosaurus rex". Y lo sostengo. Pero debo aclarar que es mi favorito porque sabemos un montón de la especie a nivel científico, no por ficciones. De hecho, desprecio bastantito la representación que se le da a esta especie en los medios. Simplemente no me gusta su constante representación como gladiador sanguinario. Yo quiero ver al animal como fue hace 66 millones de años, no cómo lo ejecutan productores ansiosos por hacer sus bolsillos más grandes. 

Este es el tirano lagartijo rey que me interesa y no el gladiador seco, calvo y con manos rotas. Arte de Zubin Erik Dutta.

Y bueno. Antes de que me salga un terapeuta de interné, tranquilo señor. Disfruté un montón escribir algo luego de eones de inactividad blogera. Estoy tratando de re-pensar cómo funcionará este espacio, pues con los dos podcasts que tengo, me basta y sobra el trabajo como para aventarme encima más... En fin, suscribíos al canal chavales y no olvideís apoyar a este mendigo en Patreon. Hasta la próxima.


12 comentarios:

  1. Mi querido Roberto, excelente entrada, aunque un poco menos elegante y pulcra (Más casual en lenguaje) de lo que nos tienes acostumbrados.
    Pero nos estamos yendo por las ramas.
    El afán de las ratas científicas de dos pesos de Facebook y los foros, por poner a T-rex como carroñero, es en un afán desvergonzado y desesperado de ponerlo en un nivel de pelea menor al del bicho que quieren favorecer (Fanboys gladiadizadores de Giganotosaurus generalmente), ya que para ellos, y así asumen, los depredadores son poderosos luchadores bajo la premisa de que para matar a las presas, tienen que tener mucha fuerza porque la presa se resiste, y que un depredador es la cosa más fuerte que hay, porque evolucionó para ello. Mientras que un carroñero sólo se limita a comer restos en descomposición, o huesos, no lucha con presas grandes. Eso es lo que piensan.
    Pero lo cierto es que la línea entre depredador y carroñero es sumamente difusa y ambigua, y lo mismo con las adaptaciones evolutivas. Los leones están evolucionados como depredadores, pero no tienen problemas con comer cadáveres a menudo robados a leopardos y hienas (Cleptoparasitismo), y las hienas tienen mandíbulas potentes para comer despojos huesudos, pero pueden cazar sin ningún problema. La fuerza de un animal no tiene que ver con una alimentación tan específica, sino más bien con una característica fenotípica y genotípica que puede permitir aprovechar al máximo los recursos disponibles (Animales en éste caso). Mucha gente de verdad necesita dejar de creer que la evolución funciona como un "La necesidad es la madre de todas las invenciones".
    Además también, el motivo nacionalista con el que muchos arropan su idea del T-rex sobrevalorado. Muchos de ésos tipos tienen un odio enfermo a USA, y eso incluye a los animales emblema de ése país, con joyas del razonamiento como "Dicen que T-rex era el rey de los dinosaurios para imponer su hegemonía en nosotros, y así opacarnos" Ésa es común en Argentinos de tendencias estúpidamente ultranacionalistas (Irónicamente)(Por el Giganotosaurus y Argentinosaurus). Y de hecho, ése sesgo político, yo sospecho también se usa inconscientemente en los argumentos de los versus prehistóricos para intentar argumentar que el T-rex está sobrevalorado.
    He de añadir que muchas de las ratas científicas de las que hablas (Sé muy bien a quiénes te refieres), se quedaron con ideas arraigadas, se volvieron dogmáticos, y su mente funciona con lógica de videojuegos de peleas, y todo gracias a documentales mal hechos y sensacionalistas que les meten en la cabeza ideas sobre los animales, ya cercanas a una hoja de personaje jugable de Streetfighter, y muchos documentales hicieron mucho daño realmente al mostrar ideas que eran poco claras en la ciencia al público dándolas por sentado (Ideas sin apoyo o bajo debate). Ideas como que la melena del León proteje de ataques al cuello y que evolucionó para ello, o que los dragones de komodo son cazadores pasivos que se limitan a morder con su saliva ultrasucia y esperan que la herida abierta y su saliva ingresada en el torrente sanguíneo hagan el resto.
    Y sobre lo de los Psicólogos de Internet, yo añadiría que cuando te hacen un "diagnóstico" éste es casi siempre pura proyección de conducta, es decir, te acusan de lo que son. Si dicen que estás dolido porque estás defendiendo al T-rex, entonces asume que ellos son los que están rabiosos. Les gusta proyectarse, te lo digo por experiencia.
    Bueno, con todo ésto dicho, hasta luego, mi estimado.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Guau, si que te desquitaste mucho en la parte de los versus entre bestias prehistóricas; y pues... a mi de niño me encantaba duelo animal porque era mero entretenimiento que no tiene porque tomarse en serio...
    Yo si hiciera un documental de dinosaurios si pondría un versus pero con condiciones ultra específicas como (Movimientos fluidos pero sin exageración como saltos o giros sobrenaturales; que fuera entre animales contemporáneos, que no sea el foco principal del documental sino solo una pequeña parte de este y finalmente que haya una justificación lógica y ya el resto sería ver animales haciendo de las suyas en su día a día).

    Y si sería muy bueno y ultra interesante que los medios populares representen a Tyrannosaurus Rex con un aspecto científicamente correcto y realista. Y sí porque no un poco de hábitos naturales?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo veía esos capítulos y sinceramente me gustaron, pero luego entré a la facultad de biología, comencé a aprender de animales reales y me di cuenta que ese documental me mintió horrible y me sembró ideas absurdas. Por eso lo usé de ejemplo, porque me pasó jeje.

      Saludos.

      Eliminar
    2. También me gustaban de niño, pero después vi que estaba lleno de mentiras :( en especial el del león vs tigre

      Eliminar
  4. muy buena entrada, me ha gustado.
    a mi, personalmente, no me gustan ni los VS ni los monstruos, creo que a los dinosaurios deberíamos verlos como animales reales, mas bien como los represento la BBC en las series de paseando con.
    tengo una duda, ¿ por que a veces se dice que los animales del cenozoico temprano son mitos¿ es porque son mas explotables para lo awesome bro.
    muy buena entrada, me gusto mucho.
    saludos

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Como bien dijo Leandro en su comentario, una entrada peculiarmente casual y poco técnica, pero no por eso deja de ser una excelente lectura. Ya se extrañaba ver nuevo contenido en el blog.

    En fin. Estoy bastante de acuerdo con lo dicho en la entrada, aunque si lo miramos desde cierta perspectiva, ¿no derivan todos los ámbitos en los que se considera que T. rex está sobrevalorado del tercer punto (su presencia mediática)? Es decir, si los medios masivos, tras que no le quitan el "spotlight" de encima, lo representan como un gladiador monstruoso o como un asesino cuya ferocidad parece no tener límites (lo cual hacen con bastante regularidad), normal que mucha gente lo perciba así. Del mismo modo, el debate sobre su estilo de alimentación comenzó a ganar auge tras el lanzamiento de cierto documental en 2001 cuyo único asesor científico fue el mismo individuo de apellido Horner ya mencionado en la entrada y que curiosamente, también actuó como su presentador. El punto es que si su presencia mediática, aparte de ser cuantitativamente notable en comparación con la de otros dinosaurios (principalmente, del linaje terópodo) encima es sensacionalista y romantizada, ¿qué se puede esperar de la percepción de esta especie en el apartado cultural?

    Y bueno, no sé si esto cae en la misma categoría de la presencia mediática, pero quisiera poner también sobre la mesa la tendencia de muchos medios de divulgación científica a usar a T. rex como una especie de referencia, lo cual no siempre es necesario o siquiera correcto en mi opinión. Es decir, es un tanto común ver artículos con titulares como “Científicos encuentran un antiguo pariente del T. rex en [inserte país aquí]”, aunque sea un terópodo menos diversificado que se separó de la línea evolutiva que conduce al Tyrannosaurus decenas o hasta cientos de millones de años antes del surgimiento de esta especie, lo cual dificulta que brillen fuera de su sombra. Por otra parte, cabe mencionar la infaltable "size chart" con un T. rex (generalmente de las dimensiones de Sue) sirviendo de referencia cada vez que se reporta otro dinosaurio (o incluso, cualquier otro tipo de animal prehistórico) de gran tamaño usualmente por la línea de "My di... Ahem ...nosaur is bigger than yours", lo cual en mi opinión, contribuye a la propagación de una visión sensacionalista no sólo de esta especie, sino de los dinosaurios en general. De todos modos, no puedo evitar cuestionarme que si tan efectiva fuese esta estrategia, ¿no deberían por ejemplo, Giganotosaurus o Carcharodontosaurus (de los que tanto se escribía "Bigger than T. rex" en sus días) ser más reconocidos hoy y quizá hasta ocupar el lugar del T. rex en las "size charts" modernas (aunque sin perder de perspectiva que se conocen por menos material)? No lo sé y francamente, tampoco le doy tanta relevancia, pero por un lado no deja de parecerme algo irónico.

    De todas formas, como le comenté a unos amigos hace tiempo en un foro, en mi humilde opinión, la especie Tyrannosaurus rex no está sobrevalorada y de hecho, por raro que suene, apenas la conoce un puñado de personas. Lo que sí está sobrevalorado es lo que podríamos considerar su "alter-ego", al que yo llamo "Tyrannosaurus awesombroensis" (es decir, Tyrannosaurus en el sentido cultural, el cual es muy diferente a Tyrannosaurus en el sentido biológico). Dicho de otra forma, yo creo que lo que está realmente sobrevalorado es la imagen popular de la especie y no la especie en sí, pues como bien se indica en la entrada, no todos separan la ficción de la realidad. Pero bueno, es meramente mi opinión.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre las "Size chart" o "Comparisons" puede deberse a que Tyrannosaurus rex es una especie carismática, y por eso hacer una comparación es irresistible para muchos. Del mismo modo que se compara a un león con un Extinto Oso-perro (Porque el león es también una especie carismática ya conocida por su capacidad predadora).

      Eliminar
    2. Sí. Estoy consciente de ello. Lo que digo es que me parece un tanto irónico que pese a ser tan sensacionalistas con el hallazgo de otros dinosaurios (especialmente, terópodos) comparables en tamaño, T. rex sigue siendo el estándar al momento de recurrir a esta estrategia. Pero como bien dices, eso probablemente se debe a que no son tan carismáticos como éste (pese a los aparentes intentos de varios medios por cambiar eso), lo cual a su vez quizá se deba a que, como se indica en la entrada, T. rex se conoce desde principios del Siglo XX y no ha dejado de ser explotado en la cultura popular desde entonces, sin mencionar que es uno de los dinosaurios conocidos por más material fósil, algo que no se puede decir de la mayoría de los terópodos de gran tamaño.

      Eliminar
  7. Totalmente de acuerdo. Lo mismo ocurre con el Spinosaurus, que la gente se queja por su nuevo diseño, por no ser aterrador, como si fuese el diseño para una película. ES UN PTO DINOSAURIO, ESO NO DEPENDE DE LA GENTE!!! Me da igual que al Spinosaurus lo conviertan en un pato, me interesa lo que sepamos del animaL, que sea real y no un put0 diseño de un superhéroe para una película del cual puedo quejarme

    ResponderEliminar

Hola, ¡gracias por comentar!
*Los comentarios ofensivos, que intenten trollear o provocar serán borrados sin excepción alguna.
*Ya no podrán comentar los anónimos, te recomendamos dar de alta o usar una cuenta de Google, LiveJournal, WordPress, TypePad, AIM u OpenID. Gracias por tu comprensión.