martes, 5 de febrero de 2013

Notas cortas: Súper bacterias

Siguiendo con la semana de "quiero saber más" (véase post anterior), en esta ocasión damos seguimiento al tema "Bacterias multicelulares y el oxígeno".

Las bacterias (arqueobacterias y bacterias verdaderas) son los organismos con la organización más simple de todos los seres vivos, pensamos en ellas como bichitos invisibles muy, pero muy primitivos que ni siquiera resultan interesantes salvo porque causan enfermedades. No podíamos estar más equivocados. Por simples que parezcan, las bacterias (o al menos sus grupos) han perdurado por más de 3,500,000,000 años, ningún taxón ha durado tanto y los que lo logran tienden a sufrir modificaciones mayores que los hacen irreconocibles de sus formas previas. Las bacterias han conseguido poblar todos y cada uno de los rincones de la tierra, desde las aguas dulces a las profundidades del abismo oceánico, desde la selva más lluviosa a los desiertos más secos, desde los glaciares más gélidos a los manantiales termales más cálidos. Llegan a adaptarse a ambientes alcalinos, ácidos, hipersalinos e incluso sobreviven a dosis de radiación letales para cualquier otra criatura viviente. Y por si fuera poco, si pusiéramos en una balanza a todas las bacterias del mundo y las pesáramos contra todos los otros organismos (protistas, hongos, plantas y animales), las bacterias pesarían mucho más, pues forman la mayor parte de la biomasa del planeta. Y el descaro no podía ser mayor, algunas incluso han sobrevivido como huéspedes celulares imprescindibles en los eucariontes: las mitocondrias y los cloroplastos ¡son bacterias! y llevan a cabo su ciclo celular de forma independiente al de la célula que los alberga.

Las bacterias, esos organismos cosmopolitas e invisibles que son los héroes de la vida en la tierra.


Pero espere, aún hay más. Recientemente se descubrió que existen comunidades enteras de bacterias en donde jamás las habíamos imaginado: en lo profundo de la corteza terrestre, a más de 1 300 m y a una temperatura promedio de 102° C. Estas increíbles bacterias resultan ser proteobacterias parientes de las bacterias "come petróleo", los únicos bichos capaces de metabolizar el crudo. Y además existen evidencias de la existencia de arqueobacterias, unos bichos semejantes superficialmente a las eubacterias pero tan distintas genéticamente de ellas como lo estamos nosotros de las mismas eubacterias.

Ubicación del estudio donde se encontraron bacterias viviendo profundo en la corteza de la tierra.

Sin duda estos descubrimientos nos arrojan luz sobre las diversidad de la vida en el planeta y nos plantean  interesantes preguntas como: ¿qué más habrá sobre ellas que no conozcamos? ¿dónde más las encontraremos? ¿existirán en el espacio diseminadas por meteoritos de origen terrestre? Sin duda, todo un campo de estudio.


EVIDENCIAS:
- Múltiples estudios a lo largo del tiempo que muestran bacterias viviendo en distintos ambientes
- Registro fósil de estromatolitos (estructuras en capas construidas por bacterias)
- Registro fósil biogeoquímico de productos del metabolismo único de bacterias
- Un estudio de un pozo perforado en el Océano Pacífico y el análisis de las muestras recuperadas mediante técnicas moleculares

FUENTE:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hola, ¡gracias por comentar!
*Los comentarios ofensivos, que intenten trollear o provocar serán borrados sin excepción alguna.
*Ya no podrán comentar los anónimos, te recomendamos dar de alta o usar una cuenta de Google, LiveJournal, WordPress, TypePad, AIM u OpenID. Gracias por tu comprensión.