viernes, 11 de enero de 2013

El primer mosasaurio de agua dulce

¿Todos los mosasaurios eran marinos cierto? Bueno, eso fue lo que creyeron los paleontólogos al encontrar sus restos sólo en sedimentos marinos. Sin embargo, recientemente se publicó el descubrimiento del primer mosasaurio de agua dulce del mundo*. La noticia es sin duda impresionante pues plantea muchas interrogantes y nos da un mejor vistazo al mundo del período Cretácico y sus animales.


Figura 1. Prognathodon saturator, un mosasaurio típico.

El nuevo bicho fue nombrado Pannoniasaurus inexpectatus. "Pannonia" era la antigua provincia del imperio Romano en la región más allá del río Danubio, en Hungría, "saurus" significa lagarto e "inexpectatus" significa inesperado; con esto podemos decir que su nombre significa "lagarto inesperado de Hungría".

Figura 2. Pannoniasaurus inexpectatus. Reconstrucción de Tibor Pecsics.

Y es precisamente en Hungría donde fue encontrado, en las formaciones Csehbánya y Ajka, específicamente en las minas Ajka e Iharkút, ubicada en las colinas Bakony, al oeste de Hungría. Ambas formaciones están fechadas entre hace 85.8 a 83.5 millones de años, durante el Santoniense, que corresponde al Cretácico tardío.

Figura 3. Ubicación actual del yacimiento donde se encontró a Pannoniasaurus (arriba) y ubicación de lo que fuera su distribución en el Cretácico tardío (abajo).

El holotipo (material que representa a toda la especie por su singularidad) de Pannoniasaurus es el MTM 2011.43.1., un hueso cuadrado completo.

Figura 4. Holotipo de Pannoniasaurus.

Sin embargo, no es el único resto de la especie, pues existen restos de varios individuos de diferentes edades que componen buena parte de un esqueleto, con una columna vertebral casi completa así como un cráneo bastante completo que ayuda a dar pistas sobre la apariencia de la especie.

Figura 5. Restos de Pannoniasaurus 

Si bien se estima que el "animalito" pudo llegar a medir hasta 6 metros de longitud, exhibe características bastante primitivas como la posesión de un húmero alargado y una pelvis primitiva. Los mosasaurios más cercanamente emparentados a este bicho tenían un húmero corto y robusto y una pelvis más reducida.

Figura 6. Comparación de húmeros de Pannoniasaurus (izquierda), reconstruído por los autores del artículo y Platecarpus (derecha), un mosasaurio marino.

Resulta un hecho curioso que al reconstruir las relaciones de parentesco (filogenia) de esta especie con el resto de los mosasaurios, este quede incluido en un grupo entre los mosasaurios más avanzados, a pesar de que es muy semejante a los mosasauroideos más primitivos (Familia Aigialosauridae). La reconstrucción filogenética muestra que quizá las subfamilias de mosasaurios Halisaurinae, Tylosaurinae y Plioplatecarpinae no estén tan bien soportadas y que en realidad sean un constructo artificial.

Figura 7. Relaciones filogenéticas de los mosasauroideos según el estudio publicado* por los autores de Pannoniasaurus.

De hecho, estas similitudes (principalmente en el húmero y la pelvis), han hecho suponer a los autores que este saurio en realidad tenía patas con dedos libres como los integrantes de la familia Aigialosauridae en vez de aletas como los miembros de la familia Mosasauridae, familia a la que presuntamente pertenece.

Figura 8. Aigialosaurus dalmaticus. Tomado de reptileevolution.com.

Sin duda, futuros descubrimientos arrojarán más luz acerca de la apariencia real de las patas de este saurio dulceacuícola de Hungría.


Literatura
*Makádi, L., M. W. Caldwell, A. Osi. 2012. The First freshwater mosasauroid (Upper Cretaceous, Hungary) and a New Clade of Basal Mosasauroids. PLOS one. 7(12): 1-16pp.


NOTA:
Pannoniasaurus no es el único mosasaurio de agua dulce, de hecho en Canadá se conocía otro mosasaurio encontrado en sedimentos de agua dulce, sin embargo la noticia no causó mucho revuelo y se descartó como un posible error. La identidad de este bicho quedó como cf. Plioplatecarpus sp. O lo que es lo mismo, similar a Plioplatecarpus, pero quién sabe qué especie sea. Esperemos que sus restos sean estudiados para saber si de hecho los mosasaurios ingresaron a aguas dulces de forma convergente en Europa y Norteamérica durante el Cretácico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hola, ¡gracias por comentar!
*Los comentarios ofensivos, que intenten trollear o provocar serán borrados sin excepción alguna.
*Ya no podrán comentar los anónimos, te recomendamos dar de alta o usar una cuenta de Google, LiveJournal, WordPress, TypePad, AIM u OpenID. Gracias por tu comprensión.